¡Que no te roben la bici! Seguí estos consejos

La popularidad del uso de bicicletas trae beneficios múltiples, desde su impacto en la salud, el aprovechamiento como deporte a la posibilidad de disfrutar del entorno de una manera diferente.

Su uso elevado, no obstante, también las convierte en objetivos populares para el robo. Las bicicletas robadas siempre son pérdidas de gran valor, no solo por la parte material sino por el apego emocional que pueden provocar. 

Una publicación del periódico La Nación de mediados de este noviembre señala que este año los robos se incrementaron en un 10% en comparación con el 2019. En promedio, son 7 casos diarios reportados al OIJ, contemplando que son 1.890 las bicicletas reportadas como robadas desde enero hasta octubre del 2020, según el reporte en el medio. 

Esperamos que estés moviéndote en bici, como tantas personas que lo están haciendo en tiempos de pandemia. Si querés reducir las posibilidades de que te roben la bici, seguí estos consejos:

1. Utilizá implementos de seguridad

Un candado en forma de U o una cadena o un candado en espiral son excelentes ideas para brindarle seguridad adicional a tu bici. En el mercado hay diferentes opciones entre las que podés elegir. Podrás amarrar tu bici a un árbol, un poste o, a fin de cuentas, en algún espacio donde se dificulte su robo (esperando que no tengás que exponerte a esa situación).

2. Guardá registros de tu bici

Esto será útil en caso de que el robo ya se haya ejecutado, pero al menos te facilitará el proceso de reportar una denuncia de robo. Entre estas precauciones incluí fotografías de tu bicicleta, tomando en cuenta algún distintivo y, si es posible, un número de registro.

3. Elegí bien dónde dejás tu bicicleta

Está bien confiar en que la ciudad es segura, pero es cierto que algunos puntos serán más seguros que otros. Antes de parquear tu bicicleta, definí bien si es un punto que esté iluminado e, idealmente, en un punto por donde haya tránsito peatonal. De esta forma se reducen las posibilidades de que quede desprotegida.

4. Escondé alguna pista diferenciadora

Hay quienes les ponen marcas adicionales a las bicicletas, poco visibles, que funcionan de diferenciadores y te servirán para identificarla con más facilidad a la hora de denunciarla si ya fue robada. Esto puede ser una marca en la pintura, o algún distintivo que esté oculto si tuvieras que ir a recogerla a algún lugar o para demostrar que te pertenece.

Hasta acá llegan las recomendaciones relacionadas a bicicletas robadas y a evitar que eso ocurra. Te recordamos también que desde OMNi, la súper app, podés pedir desbloquear las OMNiBici para tu próximo viaje. Podés utilizarlas dentro de la zona demarcada por las geocercas. Es una forma segura para viajar pero, además, te ahorra preocupaciones.

Si este artículo te gustó, dejánoslo saber en los comentarios.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

La eficiencia y el transporte son dos elementos que en Latino América, al igual que en otras regiones del mundo, se encuentran profundamente divorciados.

Costa Rica y Latinoamérica: mercado ideal para soluciones tecnológicas de movilidad

Este es el octavo episodio de nuestro podcast Revolucionando esta vara*.

En nuestro podcast: ‘No podemos tener nada bonito’

¿Cuál es el futuro de esta industria? Muchas tendencias se han perfilado, desde hace varios años, como el eventual ADN de la movilidad: vehículos autónomos, electrificación masiva de las flotas, así como hiper-conectividad de los automóviles, entre otros.

El futuro de las aplicaciones de transporte privado

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *