¿Para qué sirve una tarjeta de débito?

¿Sabés para qué sirve una tarjeta de débito? De seguro has escuchado el concepto, pero si no tenés claro de qué se trata, acá te contamos.

Por supuesto que, si nos referimos a una tarjeta, estamos hablando de un plástico. Por ejemplo, ¿ya has visto una tarjeta de débito de OMNi? Acá va una, para que te imaginés mejor de qué estamos hablando:

Esta es la tarjeta de débito Moni.
¿Esta ya la has visto?

La tarjeta se caracteriza por estos detalles:

  • Incluye el nombre de la persona tarjetahabiente.
  • Tiene un número que la hace única e irrepetible.
  • Incluye un código de seguridad.

Ahora vayamos al concepto “débito”. Significa “deducir”. Es decir, en el momento en que una persona utiliza esta tarjeta, el dinero se deduce automáticamente de la cuenta que está vinculada a la tarjeta.

Para poder aplicar la deducción, es necesario que la persona portadora de la tarjeta tenga, al menos, la cantidad de dinero de la que requiere disponer. Veamos un ejemplo.

Gabriela va a pagar con la tarjeta de débito la mensualidad del gimnasio, que corresponde a ¢35.000. En el momento en que va a pagar este dinero, su cuenta asociada a la tarjeta debe tener, al menos ¢35.000. En caso contrario, en el gimnasio no podrán hacerle la deducción y la tarjeta será denegada. Es decir, no podrá ejecutarse el pago.

¿Y por qué otras tarjetas son de crédito? Ese es otro producto, también plástico, pero, en ese caso, la persona puede no tener el dinero en ese momento, mientras que la entidad financiera a la que corresponda la tarjeta le prestará el monto y, la persona tarjetahabiente, podrá pagarle de vuelta el monto (en intereses en algunos casos).

Estos son sus beneficios

Las tarjetas son versátiles. Son útiles para hacer pagos en comercios físicos. En estos pagos se puede utilizar pasando la tarjeta por un datafono, o haciendo pagos sin contacto, aprovechando su chip.

Además, también pueden utilizarse en plataformas o páginas de e-commerce, donde se coloca la información presente en la tarjeta y se asocia para hacer una compra. Esta es otra buena manera de hacer pagos digitales.

Uno de los atributos de una tarjeta de débito es que los cobros llegarán al límite de los fondos de la cuenta, es decir, únicamente se mueve el dinero existente, lo cual evita endeudamientos. A fin de cuentas, lo cobrado se carga directamente de la cuenta de la persona portadora.

Algunas tarjetas inclusive ofrecen ciertos beneficios para cada vez en que se utiliza.

Ya que te contamos esto, si todavía no tenés la tarjeta de débito Mastercard de OMNi, podés encontrar más información por acá.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

La agilidad, seguridad y facilidad son parte de lo que traen los pagos digitales a comercios y emprendimientos aportan beneficios.

¿Cómo ayudan los pagos digitales a comercios y emprendimientos?

¿Cuándo podés hacer transferencias P2P?

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *