Es el momento ideal para preferir las transacciones digitales #MoniMondays

La pandemia nos obligó a cambiar nuestro comportamiento en muchos aspectos. Uno de ellos es cómo hacemos transacciones económicas, revelando la importancia de las transacciones digitales o finanzas electrónicas.

Una de las primeras recomendaciones para evitar el contagio de COVID-19 fue la reducción del uso de efectivo (o como lo llamamos en este artículo, “dinero sucio”). Esto, debido a que, tanto billetes como monedas, son transmisores de virus y bacterias.

A su vez, en el mismo contexto, también se redujo la cantidad de compra-ventas presenciales. En Estados Unidos, por ejemplo, en un 27% de los comercios se multiplicaron los pagos electrónicos o contactless desde marzo de este año. Así lo reporta una encuesta realizada por la Asociación de Transacciones Electrónicas. 

En Costa Rica, en abril del 2020 se registró el récord histórico de movimientos por Sinpe Móvil, con 1.5 millones de transacciones. Ese mismo mes, según información del Banco Central de Costa Rica, registró a 96.000 suscriptores nuevos.

En contraparte a las reducciones, el incremento de otras modalidades de pago se ha evidenciado en:

  • La práctica de pagos online
  • Las transferencias P2P
  • El uso del código QR
  • Las transferencias interbancarias
  • El uso de método de pago Sinpe (en Costa Rica)

Las opciones electrónicas ofrecen una ventaja perfecta ajustada a este contexto: la sustitución del cajero por el smartphone. ¿Cuál es la ventaja comparativa?

  1. Se elimina la necesidad de traslado para sacar dinero. Esto está muy claro. El ahorro de tiempo siempre será de gran ayuda, mientras que deja de lado la preocupación por una eventual restricción vehicular.
  2. El traslado es inmediato. Si hay necesidad de agilidad, esta es la solución. Las transacciones pueden hacerse como depósitos en tiempo real (DTR), lo cual quiere decir que la transferencia entre cuentas propias se refleja de manera inmediata.
  3. Se mueve dinero entre cuentas propias. Esta posibilidad se maximiza por “sintetizar” los movimientos entre bancos a una sola cuenta, haciéndolo con agilidad y autonomía.
  4. Conlleva seguridad. No es necesario hacer transacciones presenciales. Además la persona interesada puede corroborar los datos de transferencia en el mismo celular al momento de realizar su transacción.
  5. Posibilidad de rastreo. Los billetes pueden perderse hasta en la lavadora. En cambio, las transferencias electrónicas dejan un camino rastreable, lo que facilita el seguimiento, en caso de que fuera necesario.

En OMNiMoni, en la súper app OMNi, se ofrecen transferencias Sinpe, débitos en tiempo real (para llevar plata de cualquier banco local a la tarjeta de débito OMNiMoni). También es posible hacer transferencias de tu monedero digital al de otra persona usuaria de la misma plataforma.

Esta modalidad no solo facilita formas electrónicas de pago, sino que es una forma de inclusión financiera. Este punto, por cierto, ha sido catalogado como uno de los efectos positivos que ha dejado la pandemia.

Ahora que sabés más sobre la importancia de las transacciones digitales en la actualidad, ¿cuáles métodos has utilizado recientemente? 


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Chepear es una nueva plataforma para negocios cuyo funcionamiento se basa en ventas digitales.

‘Chepear’ es el nuevo directorio para negocios digitales

Clifford Smith, director de OMNiMoni, nos da una introducción al contenido de educación financiera y explica porqué en OMNiMoni los lunes son #MoniMonday.

¿Por qué en OMNiMoni los lunes son #MoniMonday?

La popularidad de los códigos QR ha crecido significativamente en épocas recientes. Especialmente ante el contexto actual es una de las modalidades de pago sin contacto por las que muchas compañías están optando para facilitar las transacciones con sus usuarios.

¿Qué son los códigos QR y por qué son tan útiles? #MoniMonday

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *