¿Cuánto tiempo perdemos haciendo fila en el banco?

La experiencia de hacer fila en el banco no es placentera. Nunca ha sido placentera. Todavía hace poco esta práctica consistía en ir dando pasos muy de a poquitos, conforme las personas en la fila iban avanzando a alguna de las cajas.

La versión más moderna de las filas de banco ya no es de a pie, sino más bien en asientos, mientras que la persona que espera, tiene un número o un código de letra + número que le indica cuándo es su turno. La evolución de los trámites presenciales generó únicamente un cambio de estar de pie a poder sentarse.

¿Cuánto tiempo puede perder una persona usuaria haciendo filas a lo largo de un año? Los estudios reveladores más recientes sobre este tema son de 2017. Un análisis realizado por la firma VeriTran en Latinoamérica evidenció, en aquel entonces, que las diligencias en sucursales físicas de los bancos sumaban un desperdicio de 52 horas al año para cada persona usuaria.

Esta cifra se reduce específicamente al tiempo haciendo fila. Es decir, no contempla el tiempo en desplazamiento. Para aquel estudio se contemplaron trámites como retiros de dinero en efectivo, transferencias entre cuentas o depósitos. A la vez, estaba aquí considerado el pago de servicios públicos y de impuestos.

La respuesta de las largas filas en las entidades bancarias tradicionales no solo tiene relación con limitaciones tecnológicas, sino por una carente inclusión financiera.

La posibilidad de hacer pagos digitales incide de manera notable en los usuarios, especialmente por el ahorro tiempo.

La opción de digitalizar los trámites genera una diferencia de tres cuartas partes del tiempo invertido en filas.
La opción de digitalizar los trámites genera una diferencia de tres cuartas partes del tiempo invertido en filas.

¿Cuál es la alternativa?

La opción de digitalizar los trámites genera una diferencia de tres cuartas partes del tiempo invertido en filas. Con esta cifra original, se contemplan que son 4 horas semanales las que puede perder un usuario promedio mientras que, si hiciera los mismos trámites pero en línea, en lugar de cuatro sería, como máximo 1 hora mensual lo que invertiría.

Desde OMNiMoni la propuesta inicial es, precisamente, generar ahorros de tiempo y, de forma simultánea, de molestias. Es decir, te ahorramos la molesta fila en el banco. Algunas posibilidades de transacciones que pueden hacerse de manera virtual, incluyen los pagos P2P, el pago de servicios y transacciones SINPE.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Este 20 de junio se publicó en el diario oficial La Gaceta y viene a definir un tope para fijar las tasas máximas en préstamos y tarjetas de crédito.

Estos son los cambios que trae la Ley contra la Usura Crediticia

Finanzas_Digitales_OMNi

¿Qué son las finanzas digitales?

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *