¿Cómo está la educación financiera en Costa Rica?

En el MoniMonday anterior hicimos un recuento de las formas en que los bancos se aprovechan de su clientela para cobrarles “cargos fantasmas” o dificultarles procesos que uno creería que podrían o deberían ser más sencillos.
 
Entonces nos preguntamos, ¿tiene que ver esto con la educación financiera en Costa Rica? Pues al final es que esa educación tiene que ver con muchos elementos de los que hemos hablado en otras ediciones. Se relaciona con el manejo de las deudas o con eventuales limitaciones para ahorrar. 
 
En función de eso, para esta ocasión nos preguntamos, ¿cuál es el nivel de educación financiera en Costa Rica. Esto fue lo que encontramos… 
 
Solo 2 de cada 10 personas han recibido alguna educación sobre manejo de su presupuesto.

A finales del 2020 se publicó una encuesta por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) donde se ponía esto en evidencia. Ese mismo estudio reflejó lo siguiente: 

  • Un 42% de la población consultada asegura que el dinero que recibe no le alcanza para cubrir los gastos. 
  • Solo el 31% de los encuestados registra sus ingresos y gastos. Pero eso no quiere decir que todas estas personas lo registren formalmente. De hecho, la mayoría de este grupo hace los registros en su memoria. Es decir, sin respaldos escritos o digitales. 
  • Solo un 31% elabora un presupuesto.
  • Las principales fuentes de información sobre educación financiera son el trabajo (17%), el Instituto Nacional de Aprendizaje (10%).
Una encuesta de Sugef puso en evidencia que la educación financiera en Costa Rica no es la mejor. Aquí hablamos de los principales problemas de esto.

Uno de los datos que ha encendido más alarmas fue el aumento en un 75% de la circulación de tarjetas de crédito (para un total de 2,6 millones de plásticos) en los últimos 6 años. Esto, a la vez generó un crecimiento en el endeudamiento hasta en un 101%. Ese crecimiento significó ¢1.2 billones. 

¿Y cuáles son los problemas?

El desconocimiento sobre el manejo financiero puede derivar en situaciones complicadas para los individuos, las familias, los emprendimientos… es decir, para la ciudadanía en general.  
 
Uno de ellos, y quizá el más evidente con los números de la encuesta, se evidencia en los problemas descontrolados de endeudamiento. Esto puede derivar en la aceptación de préstamos que luego se hacen impagables, o inclusive en la responsabilidad de pagar más de un préstamo. Pero no solo se trata del monto adeudado, sino de que la poca educación puede generar falta de información para la evaluación de las tasas de interés y de las condiciones de los préstamos. 
 
Otro de los problemas relacionados con el rostro menos benevolente de las entidades financieras tiene relación precisamente con el cobro de cargos y comisiones que pueden ser desconocidos por los usuarios. 
 
¿Dólares o colones? Ese es el dilema de muchas personas al asumir deudas en una moneda mientras ganan en la otra. (Podés encontrar más información en este artículo.
 
¿Cuál ahorro? La carencia de educación financiera dificulta los hábitos de ahorro. Esto está directamente relacionado con la ausencia de un control de ingresos y gastos. Esto, según la encuesta de Sugef, está presente principalmente en el rango socioeconómico bajo y menor de 35 años.  

Tal vez te interese: Las finanzas digitales en Latinoamérica crecen sin parar

A raíz del hallazgo de altos niveles de endeudamiento por tarjetas de crédito, el Gobierno de la República lanzó a inicios del 2020 la Estrategia Nacional de Educación Financiera. La iniciativa contó con el aval del el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) en conjunto con el sector público. 
 
Las herramientas contempladas como parte de esta estrategia se enfocan en las poblaciones que registraron un mayor endeudamiento. Aquí se incluyen mujeres, jóvenes, funcionarios públicos y micro y pequeños empresarios. Se calculaba que, para el año pasado, esto beneficiaría hasta a 300.000 personas, pero su impacto fue interrumpido por la pandemia.  
 
Por el momento, cada lunes ofrecemos información de educación financiera en este espacio. Mantenete al tanto de cada nuevo MoniMonday. 


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

4 razones para comprar diseño nacional

4 razones para comprar diseño nacional

Te presentamos las definiciones financieras básicas.

Los significados que la banca tradicional no quiere explicarte

¿Por qué vas a tener que colocar un PIN al usar el datáfono?

¿Por qué te van a pedir un PIN al pagar con tarjeta en comercios?

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *