Adiós a las comisiones bancarias – #MoniMonday

¿Has revisado cuánto dinero te está pellizcando un banco tradicional por rebajos por comisiones bancarias? En esta edición de #MoniMonday te vamos a enseñar cómo podés detectar cada uno de esos mordiscos que te dan mes a mes por comisiones bancarias. Podrías estar sufriéndolas cuando hacés transacciones. Muchas veces las dejás pasar porque los mismos bancos hacen que pasen por debajo del radar.

Acompañanos a ver esta triste historia. Y por cierto, esta historia está inspirada en montos reales.

El rompecabezas al inicio de este artículo representa el total de dinero que tengo depositado en el banco. Ahora, ese rompecabezas no se va a quedar completo, veamos porqué.

Digamos que a mitad de año perdí la tarjeta y, por solicitar un plástico nuevo, me cobraron ¢4.000. Además, cada vez que uso esa tarjeta para sacar dinero en efectivo de un cajero, me cobran algo así como ¢500.

Como recién cumplí un año desde que abrí la cuenta, acaban de cobrarme ¢5.000 por la anualidad. ¡Así es, un cobro por cumplir años!

Pero además, recién me entero que, como no hice ni un movimiento en la cuenta, ni usé la tarjeta en los dos últimos meses, me cobraron ¢1.500 por algo que se llama “Inactividad mensual”. (WTF!)

¡Ah! Y por aquella vez que fui al banco a que me imprimieran un reporte de movimientos de cuenta, me cobraron ¢2.500. Por la impresión de un estado de cuenta me cobraron ¢1.500. (¡Qué impresora más cara!)

El cuento no termina aquí. Cada vez que paso la tarjeta en un comercio, me meten un pellizco por lo que se llama tasas de intercambio. (las tarifas que se aplican las entidades financieras entre sí cuando intervienen diferentes entidades en el proceso de autorización y liquidación de transacciones económicas)

Recapitulemos. Todos estos son rebajos por comisiones bancarias:

Muchos de estos montos son bajos. Algunos hasta podría decir que son razonables, pero cuando hago el cálculo de cuánto me rebajaron en un año me hace ver que es un monto importante.

Otra historia…

En el caso de OMNiMoni, como la opción financiera no bancaria, el hecho de que trabajamos sin sucursales ni instalaciones físicas, generamos un ahorro de recursos que es “depositado” en el usuario. Es decir son mínimos los rebajos por comisiones bancarias. Uno de los principales atractivos es, precisamente, que todos estos cargos de los que hablamos antes, son mucho menores o desaparecen por completo. Todo esto es lo que te estás ahorrando:

Adicional a esto, la tarjeta tiene hasta 7 retiros gratis en cualquier cajero. A la vez, es una tarjeta internacional con cuentas IBAN en dólares y colones que sirve también para comprar por Internet y con descuentos en más de 20 comercios (la lista de comercios se mantiene en constante crecimiento.

La mate se hace más fácil cuando somos transparentes y claros. Lo importante es que tengamos noción de cuántas piezas de nuestro rompecabezas se quedan en manos del banco. Con esto, es valoramos la decisión que podemos tomar para evitar que sean las menos posibles.

Ahora sí contanos ¿Cuándo vas a revisar cuánto dinero te está pellizcando tu banco por rebajos en comisiones bancarias? Dejanos tus hallazgos en los comentarios.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Finanzas_Digitales_OMNi

¿Qué son las finanzas digitales?

2 comentarios

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *