5 formas de controlar cuánto estás gastando en streaming y en apps

En la era del entretenimiento digital depositamos gran parte de nuestros momentos de ocio en plataformas digitales. Eso hace que estemos gastando más en streaming y en apps. También usamos más apps y nos suscribimos a herramientas para educarnos, meditar, hacer ejercicio y otras más…

Tal vez tengás una cuenta en Spotify, Netflix, HBOGo, YouTube Premium, AmazonPrimeVideo o hasta en MasterClass para cursos en línea.¿Qué más has descargado recientemente para lo que estás pagando una suscripción?

Muchas aplicaciones de este tipo tienen una descarga gratuita para que probés sus beneficios por un mes o menos días y, luego de eso, empiezan con un cobro automático mes a mes.  Estos son algunos ejemplos del costo de plataformas:

Netflix: ¢5.360 ($8.99 en el plan básico)
Spotify: ¢3.600 ($5.99)
YouTube Premium: ¢3.790 ($6.35)
AmazonPrimeVideo: ¢3.600 ($5.99)
Calm ¢7.750 ($12.99)

Si pagaras todas estas, en un mes estarías gastando ¢24.100 ($40.30). Según un estudio de Mint del 2019 el ciudadano estadounidense promedio gastó $640 en un año en suscripciones a apps, plataformas de streaming, de almacenamiento de datos o de manejo del tiempo en la computadora.  (Ojalá tuviéramos este dato para personas en Costa Rica.) Estas son algunas recomendaciones de cómo darles seguimiento a esos cobros relacionados con las inscripciones mensuales.

1. Anotá la fecha en la que comenzarán a cobrarte por el app que estás probando.

Normalmente esto empieza a ocurrir después de un mes de uso, aunque en algunos casos pueden ser 14 o 21 días. Lo más común es que la aplicación o plataforma te pregunte si está bien que te ejecuten el cargo de forma automática una vez que pasa el periodo de prueba. De esta forma, no hace falta tu autorización el día en que el cobro se ejecutará.

2. Revisá con atención tus reportes mensuales de gastos.

Es la forma más efectiva de detectar si hay algún cobro de algún app a la que te suscribiste en algún momento y ya no querés seguir pagando más. Si estás usando OMNiMoni, aprovechá el apartado de reportes que se actualizan en tiempo real. Ahí verás el dinero en plataformas digitales reflejado en el apartado “Digital goods: Media”. Además, recordá que recibís una factura con el balance mensual.

3. Revisá por cuáles apps en tu teléfono estás pagando.

Si tenés un Android, revisá en Google Play Store. Si más bien tenés un dispositivo Apple, podés encontrar esto en “Settings” y luego entrando a “Suscriptions”. Podés revisar también en las aplicaciones que tengás, por ejemplo, en Amazon Prime, Audible, Netflix y cualquier otra que, por naturaleza, sepás que implica un costo mensual.

4. Anotá la fecha en la que comenzarán a cobrarte por el app que estás probando.

Hacé un análisis de cuáles aplicaciones realmente estás usando o que, definitivamente, necesitás. ¿Será que por ahí hay varias que casi no usás y las dejaste botadas desde hace rato? Si se trata de apps, en tu mismo Smartphone podrás ver cuánto las estás usando. Valorá si podés eliminar alguna de ellas antes de la fecha de cobro.

5. Valorá las suscripciones de mediano plazo.

Esto quiere decir que, si contás con el monto necesario, podrías pagar una suscripción por varios meses con un solo cobro en lugar de pagar una mensualidad. Esto aplica como recomendación, puesto que, lo normal, es que, pagar por un periodo mayor, te genere un ahorro del monto mensual. No obstante, al momento de cobrar la suscripción, tendrás que realizar un pago mayor.

Ahora que leíste este blogpost, definitivamente vas a tener una mejor idea de cuánto estás gastando en streaming y en apps.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Respuesta digital de los negocios facilita soluciones ante nuevos comportamientos de sus clientes

Nivel de población bancarizada y uso de dispositivos móviles respaldan la implementación de códigos QR en el país

El vandalismo no ha detenido la operación de las OMNiBicis

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *